BLOG DE VIAJES Y RECORRIDOS POR CIUDADES Y MONTAÑAS

lunes, 3 de octubre de 2011

ASCENSION A MONTE PERDIDO POR EL CUELLO. VUELTA AL MONTE PERDIDO


SALIMOS DEL REFUGIO DE GORIZ, SIGUIENDO LAS MARCAS Y LOS HITOS DEL GR-11, HACIA EL COLLADO SUPERIOR DE GORIZ (42º39´15 N, 0º01´57 E)


DEJAMOS A NUESTRA IZDA LA PUNTA DE LAS ESCALERAS Y LA TORRE DE GORIZ


LLEGAMOS AL COLLADO SUPERIOR) DE GORIZ (2.345 m DE ALTITUD)

SEGUIMOS POR EL GR-11, A NUESTRA IZDA, HACIA LA PUNTA DE LAS OLAS. LA SENDA PRIMERO ES HORIZONTAL


 LUEGO LA SENDA VA ASCENDIENDO, BORDEANDO UNOS CORTADOS A NUESTRA IZDA, HASTA LLEGAR A UN CRUCE  (42º39´16 N, 0º01´57 E, A  2.676 m DE ALTITUD)


COGEMOS LA SENDA A LA IZDA Y  SUBIMOS HACIA LA CANAL A LA LOMA DE LA PUNTA DE LAS OLAS. HAY QUE SEGUIR LOS HITOS Y MARCAS DEL GR-11 HASTA ESTE DESVIO



SEGUIMOS POR LA LOMA A LA PUNTA DE LAS OLAS (42º39´44 N, 0º03´13 E)

A VECES HAY QUE TREPAR


LLEGAMOS A LA PUNTA DE LAS OLAS (3.002 m ALTITUD). EL PAISAJE ES FABULOSO. FRENTE A NOSOTROS EL  SOUM DE RAMOND O PICO DE AÑISCLO (3.259 m DE ALTITUD)


CONTINUAMOS. BAJAMOS POR LA LOMA HACIA EL COLLADO


 SEGUIMOS LUEGO POR UNA AMPLIA MESETA HACIA EL BAUDRIMONT SE O PICO NAVARRO (42º40´11 N, 0º03´07 E) 3.026 m DE ALTITUD



BAJAMOS DE NUEVO Y SEGUIMOS AL CUELLO DE MONTE PERDIDO



A NUESTRA DCHA, POR DEBAJO DEJAMOS EL BAUDRIMONT NW O PICO RABADA


DESDE EL CUELLO, ASCENDEMOS DIRECTAMENTE AL MONTE PERDIDO (42º40´32 N, 0º02´04 E)


LLEGAMOS A LA CUMBRE DE MONTE PERDIDO (3.355m DE ALTITUD)


LAS NUBES VAN ENTRANDO POR EL SUR. SOLO ESTA DESPEJADA LA ZONA NORTE, HACIA FRANCIA Y EL VALLE DE PINETA. CON TODO, EL MOMENTO ES MUY EMOTIVO Y EL PAISAJE GRANDIOSO



HACEMOS LA BAJADA POR LA RUTA NORMAL. EN LA PRIMERA PARTE DEL DESCENSO ENCONTRAMOS NIEVE UN POCO DURA, POR LO QUE DEBEMOS PRECAVERNOS PARA NO RESBALAR.




ANTES DE LLEGAR AL LAGO, LA SENDA GIRA A LA IZDA.

 SEGUIMOS LOS HITOS QUE NOS LLEVAN BAJANDO  HACIA EL REFUGIO DE GORIZ


LA SENDA SALVA ALGUNOS PASOS ROCOSOS, EN LOS QUE HAY ALGUNA CADENA



CONTINUAMOS EL DESCENSO

FINALMENTE, LLEGAMOS AL REFUGIO